En el comienzo del vídeo, el bebé está sentado en el suelo rodeado de la propia serpiente, de un grosor casi similar al del pequeño. Después intenta subirse en ella mientras se escucha la voz de una mujer adulta. Viendo que la serpiente se aleja, el niño se levanta con claros gestos de enfado y va en su búsqueda, cogiéndola del cuello y retorciéndola mirando a cámara. La pitón no es una serpiente venenosa, pero sí puede atacar a humanos. El último caso conocido, el de una que se tragó a una mujer de 54 años también en Indonesia.La víctima había desaparecido el día antes, y ante las dudas sobre su paradero rajaron a una pitón que estaba hinchada, encontrando el cuerpo en su interior. Aunque no son ataques habituales, sí se dan circunstancialmente en países del Sudeste asiático como Indonesia, Tailandia o Filipinas. aquí dejamos el video prometido, verlo completo.

ver

VER VÍDEO COMPLETO